Línea del tiempo de la estufa

LA estufa o cocina es una de esas cosas básicas del diario vivir que ha hecho nuestra vida muy sencilla pues nos permite cocinar nuestros alimentos de una manera muy fácil, y, sin la cual, no podríamos desarrollar otras actividades de nuestra vida.De la antigüedad al 300: La estufa antigua.

La estufa antigua

La estufa más antigua de la que se tiene noticia técnicamente es el fuego a la leña, primer artefacto que servía para cocinar los alimentos productos de la casa como pescados, jabalíes, aves, entro otros. Con el pasar de los años, con el aumento poblacional y el perfeccionamiento de las herramientas, se incorporaron diversos otros utensilios como, por ejemplo, las ollas.

Del 301 al 1600: La estufa continúa siendo la misma.

La estufa continúa siendo la misma

Sin lugar a dudas el fuego a la leña fue la manera más sencilla que durante un muy largo tiempo los hombres utilizaron para cocinar, sin embargo, no se quedaron en meros troncos en el suelo, sino que se perfeccionaron sostenedores donde colocar los alimentos.

Del 1601 al 1700: Se crea una nueva estufa, aunque enorme.

nueva estufa

Tuvo que esperarse hasta no muy poco para que a los hombres se les ocurriera al menos una manera más sencilla para cocinar y así mejorar una de las actividades primordiales para su subsistencia. Así pues, con unos cuantos ladrillos se construyeron las primeras estufas de carbón o leña, que, como se verá, es innovador por al fin aislar el calor y establecer un lugar más delimitado para cocinar.

Del 1701 al 1800: Benjamín Franklin reduce el tamaño de la estufa.

Benjamín Franklin reduce el tamaño de la estufa

La estufa anterior tenía un gran problema, y es que resultaba muy grande para los hogares y su sistema de filtrado del humo era bastante torpe por lo que a veces se introducía en la misma casa. Había que esperar a Benjamín Franklin, que, aunque realizó un mejor modelo, pues limitó en mucho sus dimensiones, sólo servía para la calefacción del hogar y no cocinar.

De 1801 a 1900: Se logra un mejor diseño para la estufa de Franklin.

estufa de Franklin

La estufa de Franklin presentó un problema para las personas que debían vivir con ella por lo caro que resultaban las maderas y carbón para su funcionamiento, cosa que les dificultaba desarrollar la vida común en aquella época por el atormentador frío.

Hicieron falta unos cuantos años y avances en el desarrollo de herramientas para que la estufa de Franklin pudiera adquirir no sólo la capacidad de cocinar los alimentos, sino mejorar su sistema de filtrado del humo como además utilizar algo más barato y por ese entonces descubierto en grandes cantidades, a saber, el gas.

De 1901 a nuestros días: De la estufa de gas a la estufa de inducción.

estufa de gas

Con el avance de las tecnologías logró mejorarse el antiguo modelo, añadiéndole un toque estético y práctico, pues por un lado embellecía a la estufa el esmaltado que le se aplicaba y por otro se le facilitaba su limpieza, además de que se empezó a usar el queroseno en lugar del gas, un mejor combustible por su pureza.

A partir de 1922 se añadieron nuevos componentes a la estufa lo cual hacía más sencilla la manera de cocinar y por tanto la vida. Tales fueron, la parrilla, cristales y bombillos para hacer mejor la visibilidad del horno. Sin embargo, es con la electricidad que se logra verdaderamente añadir otro buen componente que transformaría la estufa por completo.

La manera en la cual se logra cocinar con una estufa eléctrica mezcla los avances tecnológicos del uso del gas, de una manera más controlada y pura, y, de la electricidad. No obstante, este es un invento que se ha quedado viejo, pues lo más innovador ha sido la estufa de inducción, que consiste en una mera superficie sobre la que, al colocar algo, se le puede cocinar.

Palabras clave: estufa; cocinar; sencilla; mejor; vida.

 

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media / 5. Recuento de votos:

Deja un comentario