Línea del tiempo del telescopio

Desde la Antigüedad el hombre ha estado interesado en mirar el cielo, algo que haga constar esto es el temprano desarrollo de la Astronomía, sin embargo, las necesidades inmediatas que se presentaban para su subsistencia impidieron que el telescopio se inventará sino hasta muy tarde.

De la antigüedad a 1450: existían mapas del cielo, pero no el telescopio.

mapas del cielo

Desde la antigüedad se ha tenido el más vivo interés por el acontecer de las cosas más allá del cielo, la noche ofrecía todo un espectáculo a los ojos de los investigadores interesados en las estrellas, pero no había herramienta que acercara la vista a ellos, pues, en realidad, no era esto una necesidad.

Los antiguos no se interesaban del todo en aproximar la mirada más allá del cielo, les bastaba por el momento con hacer una especie de mapa del mismo, de allí que nadie concibiera juntar las lentes, por cierto, ya estudiados y cuyas propiedades se conocían, sino que debió esperarse muchos años para esto.

De 1450 a 1590: Perfeccionamiento de los componentes del telescopio.

Perfeccionamiento de los componentes del telescopio

Aquí ya los lentes se combinan, sin embargo, la finalidad no era realizar un aumento en la posibilidad de la mirada sobre el cielo sino más bien estudiar diversos fenómenos de la tierra como el arcoíris y crear lentes para la miopía, un gran avance si se considera la naturaleza del telescopio.

De 1590 a 1610: Galileo usa el telescopio contra la iglesia.

Galileo

Hoy se acepta que la invención del telescopio se le debe al español Joan Roget y no a su ladrón, Zacharias Jannsen, que realizó la fechoría en 1590. Él no tenía ningún conocimiento de física ni óptica, no sabía absolutamente nada de lo que tenía entre manos más allá de que le brindaría grandes sumas de dinero.

Como necesitaba ayuda para reproducir el telescopio en gran cantidad con sus exactos componentes, habló con 2 amigos suyos, que si eran conocedores del tema, los cuales sencillamente difundieron la invención.

La fama de un objeto que “acercaba las cosas” llegó a oídas de Galileo Galilei. Él realmente estaba interesado en probar sus teorías de los cráteres lunares y dejar en claro que la tierra no era el centro del universo, por lo que este invento que “acercaba las cosas”, pensó, que le ayudaría.

Tras construir el suyo propio y probar su teoría, se difundió su logró, que le costó caro ante la iglesia, pero que estimuló a otros a que investigaran el cielo con este nuevo artefacto, que demostró ser muy útil.

De 1590 a 1856: La mejora del telescopio.

mejora del telescopio

En todos estos años se suceden una serie de hombres interesados en conocer mejor el cielo, esto significaba verlo más de cerca, por lo que tomaron los componentes del telescopio y agregaron otros para realizar una que otra mejora acorde a sus necesidades.

Entre ellos podemos mencionar a los más famosos como Johannes Kepler e Isaac Newton, con sus magníficos telescopios refractores, pero lo decisivo fue cuando se logró la invención de nuevos modelos enormes agregando más componentes al telescopio, con el fin de cubrir más distancias, mejorar la imagen y corregir errores de los lentes.

Estos años de invención culminan con los grandes modelos de laboratorio que integran los componentes de los descubrimientos empleados en fotografía con el fin de tener imágenes más precisas y nítidas del cielo.

De 1856 a nuestros días: el telescopio más allá de la vista humana.

telescopio moderno

Hasta este momento el telescopio se apoyaba en la capacidad visual de los humanos, los lentes y cualquier mejora era para colocar al alcance de la vista cualquier planeta o estrella lejana, pero, con la invención del infrarrojo, ultravioleta, rayos X y gamma, se inicia toda una nueva era en el uso del telescopio.

Ahora el telescopio no es una cosa de los ojos sino de las longitudes de ondas, de allí el uso de estas especies de antenas.

 

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media / 5. Recuento de votos:

Deja un comentario